Noticias

09 Abr 2018
img-blog

 

Testimonio de Josefina Huerta, colaboradora de Grupo Industrial Obregón

Al principio sí me puse un poco nerviosa, porque me habían tocado puras de oficina y me daba un poquito de vergüenza, pero ya después de irlas conociendo y saber cómo son todas, me di cuenta de que tengo un equipazo. Ellas me dijeron que todos somos iguales, me han dado muchos consejos.

 

Gracias a mi equipo he sabido enfrentar muchas cosas, yo antes no dejaba escuchar a las demás personas, siempre tenía que ser yo la que tenía que ganar. Si estábamos platicando yo no les daba chance de hablar, sino que yo le decía y le decía y le decía y no paraba. Ahora no, ahora trato de escuchar para, como dicen, poder dialogar. Ya vi que tenemos que escuchar primero lo que está pensando la otra persona para tratar de hablarlo.

 

Me sirvió mucho, no sólo en eso, sino en muchas otras cosas. Saber perdonar, yo siempre tenía que tener la razón en todo, ahora trato de escuchar y pedir perdón.

 

Antes no sabía expresar mis sentimientos, decirles lo que siento y demostrarles mi amor, ahora al contrario; trato de apapachar, abrazar a mis hijos y a mis nietos. Incluso mis hijas me dicen: “¡Ay amá pero si tu antes nunca nos abrazabas!”, yo les contesto que nunca es tarde, y que a veces, hay que empezar desde cero.

 

Me han cambiado mi vida drásticamente, antes vivía corriendo y ahorita vivo tranquila, todo a su tiempo. Incluso me venía a trabajar sin desayunar porque yo tenía que estar y ser puntual.  Ahorita yo me levanto tranquila, me hago cargo de mi madre, nos sentamos a ver los pájaros, porque le encantan, siendo que antes yo nunca me sentaba, siempre estaba ocupada haciendo una cosa y otra. 

 

Yo les diría a los demás que al principio se pone un poco difícil, pero con el tiempo te vas conociendo y vas conociendo a todos. En realidad vale la pena, para mi fue una cosa maravillosa y me ha cambiado en muchos aspectos. Yo sí invitaría a que conocieran el programa de ELA porque te beneficia, pero depende mucho de que la persona quiera.

 

Es bonito conocer que piensa y siente el otro y sentirte identificado. 

 

 

 

 


Contáctanos
Contáctanos